Base de datos

enero 18, 2010

Base de datos

La VitaL impoRtancia de los JugueTes *

enero 17, 2010

Los juguetes son “guardianes de la memoria” que crean un vínculo sentimental con la infancia vivida; son un vínculo de continuidad biográfica: unen el pasado y el presente, y tensan hacia el futuro.

El juguete está presente en cada momento de la vida de los menores y, en consecuencia, de los padres y adultos que los regalan. La tendencia al juego ya no se ve, desde la perspectiva del adulto, como algo pernicioso, sino que se acepta comúnmente la utilidad de esta actividad y su necesidad para el desarrollo integral de niños y niñas.

.

.

Mediante el juego y mediante determinados juguetes el niño asimila la realidad exterior, y ello le ayuda a comprender y conocer los objetos y personas que le rodean, así como a manejar sus propios sentimientos, conocimientos y conflictos. Los juguetes permiten potenciar la inteligencia, la creatividad, la sociabilidad, la afectividad y la habilidad manual, así como ofrecer otras facetas de la personalidad y motricidad.

La actividad mental mientras se juega es constante, puesto que implica imaginación, fantasía, creación y exploración, desarrollando la inteligencia. Los niños y niñas aprenden a concentrarse en los que están haciendo, a recordar y memorizar las reglas.

Por ello, puzzles, juegos de preguntas y respuestas, de habilidad… ayudan a potenciar la inteligencia. Los juegos de construcción, disfraces, instrumentos musicales… fomentan la creatividad. Los juguetes deportivos, de arrastre, patines… sirven para el conocimiento del propio cuerpo, siendo muy importantes en el desarrollo muscular, la coordinación y el equilibrio.

.

.

Jugar canaliza la agresividad y ayuda a exteriorizar temores y deseos, fomenta la capacidad de simbolizar, representar e inventar papeles ayudando a los menores a adquirir seguridad en sí mismos. Además, con la relación entre niños y niñas, se adquiere el lenguaje necesario para comunicar deseos y opiniones, conociendo y valorando las de los demás.

El juguete más idóneo es el que se ajusta a la edad, sexo y carácter de quien lo va a usar. Todo juguete debe cumplir una función, lo que no suele ocurrir con muchos artefactos mecánicos o muñecas que lo hacen todo por sí mismos, convirtiendo a quién juega en mero espectador.

.

Carta de Imagen del Juguete

1. La utilización de materiales de juego por los niños es una constante cultural en la historia. Los juguetes promueven el bienestar de los niños.

2. El juguete es el objeto mediador del juego infantil. Expresión de los modos de vida social de un grupo humano.

3. El juguete es un instrumento que permite desarrollar el derecho al juego en la infancia, porque el juego necesita juguetes, ya que la imaginación, inherente al juego, tiene que expresarse materialmente.

4. La conculcación del derecho del juego y del tiempo para jugar tiene graves consecuencias en el desarrollo de los niños y su futuro comportamiento como adultos.

5. El juguete es un instrumento privilegiado que posibilita el desarrollo mental, físico, emocional y social de los niños y niñas.

6. El juguete implementa el derecho a la educación en la medida en que cualquier juguete que sirve al desarrollo individual y social del ser humano educa.

7. El juguete es un instrumento fundamental para el desarrollo de la fantasía, la imaginación y la creatividad infantil.

8. Hay juguetes para todas las etapas y edades del desarrollo del niño. Enriquecen la vida de la familia al proporcionar diversión, alegría y comunicación entre todos los miembros de la familia, independientemente de su edad.

.

.

En mi casa, he reunido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir. El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta. (Pablo Neruda)

¿Sabías que…?

enero 16, 2010
  • El equipo creativo de Lego se forma por 120 personas de 15 nacionalidades diferentes, con oficinas en Munich, Tokio, Barcelona y Alemania.
  • Durante el moldeado del plástico, éste se calienta a 232ºC y se inyecta con una presión de entre 25 a 150 toneladas. Solo 18 de cada millón de piezas no cumplen con los requisitos de calidad.

.

  • En Lego, se crean 19.000 millones de piezas, aproximadamente 2 millones por hora, o 36.000 por cada minuto. Con éstas, podría darse la vuelta al mundo 5 veces.
  • Hay 2.000 piezas diferentes de Lego en 55 colores.
  • Dos bloques pueden combinarse en 24 formas diferentes. Seis en 915.105.765 formas.

.

.

  • Cada segundo, se venden en el mundo 7 cajas de Lego.
  • Mas de 400 millones de niños juegan cada año con ellos, pasando un tiempo de 5.000 millones de horas.
  • Si se hiciera una columna de 40.000.000.000 bloques, llegaría a la Luna.
  • Hay 62 piezas de Lego por cada persona en el mundo.
  • Cuando la gente visitaba el grupo Lego, una de las cosas que se les decía era que existían casi 103 millones de combinaciones posibles con piezas del mismo color de ocho agujeros. Sin embargo, un día un profesor de matemáticas calculó que ese número era muy bajo: el número exacto era de algo más de 900 millones.

.

.

  • Si todas las piezas de Lego vendidas los últimos diez años se colocasen una detrás de otra, llegarían de Londres a Perth (Australia).
  • El modelo más grande en el parque de Legoland de Windsor es un Technosaurus, formado por más de un millón de piezas. Y el más pequeño, una paloma en Trafalgar Square.
  • En la fábrica de Lego, la tolerancia de la máquina es muy pequeña: 0,002 mm.
  • Lego procede de la frase danesa led godt que significa «jugar bien» o «ensamblar»
  • Los primeros juguetes fueron de madera. En 1947 se hicieron de plástico, y en 1949 los bloques fueron interconectables.
  • Lego evitó los ladrillos verdes durante largo tiempo, temiendo que serían utilizados para construir vehículos militares; nunca ha querido asociarse a belicismo.

.

Con la crisis, la apuesta de estas navidades han sido los juguetes correctos, no los más extravagantes o caros.

enero 10, 2010

Si por algún motivo se caracteriza la venta de juguetes en España, es por la elevada estacionalidad de las ventas en el período comprendido entre primeros de noviembre y el día 6 de enero, festividad de los Reyes Magos. No en vano, durante este período se llevan a cabo las principales acciones de marketing de las empresas en forma de anuncios de televisión y presencia en catálogos de distribuidores.

La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) transporta a la gente a la galaxia de los juguetes a través de la presentación “Juguetes Estrella 2009-2010”, donde se presentan los más destacados e innovadores del sector español, al mismo tiempo que se dan a conocer los últimos datos de la industria juguetera. Las compañías que en esta campaña participan en la presentación de Juguetes Estrella 2009-10, organizada por AEFJ, son: Bandai, Bizak, Cayro, Diset, Famosa, Giochi Preziosi, Giro, Goliath, Hasbro, Mattel, Playmobil, Smoby, Tecnitoys y Zapf Creation.

.

¿Pero cómo está el sector?

Las acciones desarrolladas por las empresas fabricantes se dirigen a lograr la mejora continua del proceso de producción del juguete y situarlo como referente a nivel internacional en materia de seguridad, diseño, calidad e innovación, tanto del proceso productivo como del juguete convertido en herramienta fundamental del juego. En un sentido muy amplio, las empresas fabricantes de juguetes en España se aprovisionan de materias primas de bajo coste, son intensivas en mano de obra, necesitan constantemente financiación a corto plazo para inversiones productivas, se apoyan en una industria auxiliar capaz de hacer frente a sus requerimientos y cuentan con una elevada  capacidad de diseño y desarrollo de producto, lo cual les aporta finalmente un gran valor añadido en materia de seguridad, calidad y utilidad, lo que permite mantener la competitividad.

.

.

Sin embargo, en lo que se refiere a las ventas, en España tienen un marcado carácter estacional centrado en las campañas de Navidad y Reyes Magos, lo cual condiciona la actividad productiva de los fabricantes. Además, existe un factor que está alcanzando una gran relevancia, como son las licencias, que asumidas como una oportunidad basada en el riesgo por parte de los fabricantes, suponen, sin embargo, una cesión de la marca y del producto del fabricante a favor de la licencia. Además, el juguete fabricado y/o desarrollado en España se encuentra sometido a una fuerte presión en cuanto al cumplimiento normativo en materia de seguridad, al mismo tiempo que existe una gran competencia en precio procedente de las distribuidoras e importadoras que introducen en el mercado juguetes de bajo coste con marca propia o marca blanca, procedentes de fabricantes de países asiáticos; sobre todo, desde septiembre de 2001 cuando China se adhirió a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y se abrió el paso a la entrada de juguetes importados directamente por la distribución generalista, que pudo aprovechar las mismas infraestructuras ya existentes para la importación de productos de otros sectores.

En lo que se refiere al contexto economico actual, según José Antonio Pastor, Presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, “la industria juguetera cuenta con unos resultados francamente buenos con respecto a otros sectores  de consumo, en general, y los relacionados con el ocio y el niño en particular; y es que el sector constata un comportamiento del consumidor cada vez más responsable, que se acentúa en las épocas difíciles, por lo que asumiendo el juego como una necesidad para el desarrollo del niño, se centrarán más en buscar el regalo correcto que en el más extravagante o caro”.

.


¿Y cómo es el juguete español?

El sector juguetero español sigue apostando por la innovación y originalidad, renovando cada año el 60% del catálogo de los fabricantes, por termino medio. Esto supone una inversión asociada a productos nuevos y mejorados superior a los 161 millones de euros, según la última Encuesta sobre Innovación Tecnológica en las Empresas del INE. Además, en las empresas fabricantes de juguetes españolas, se lleva a cabo un gran esfuerzo inversor en  partidas de I+D e inmovilizado, superando en un 43,5% a la media del resto de empresas industriales.

Con el fin de dar a conocer sus productos, el sector juguetero lleva a cabo anualmente un importante esfuerzo inversor en publicidad que representa aproximadamente el 16% de la facturación anual: en 2009, se ha observado un incremento en el número de inserciones en las televisiones temáticas y en los canales infantiles de TDT, provocado en gran parte por la progresiva retirada de publicidad en TVE, donde los juguetes tenían bastante presencia.

La industria juguetera también se caracteriza por buscar continuamente un juguete con calidad, seguridad y adecuación a las etapas de desarrollo del niño. “Este año los juguetes ofrecen una amplia gama de posibilidades entre las que destaca la vuelta de la muñeca tradicional, desde los bebés de toda la vida hasta la nueva generación de muñecas totalmente renovadas y con personalidad propia”. Por otro lado, la tecnología compartirá presencia en las estanterías con el juguete tradicional; “esta Navidad se ha visto una gran selección de juguetes interactivos cargados de sonidos, movimiento, luces, etc, junto con los juguetes tradicionales y más clásicos, que recobran fuerza ante el consumidor por su potencial para desarrollar la imaginación y la creatividad espontánea de los más pequeños”.

Crítica a los anuncios de juguetes

enero 10, 2010

En España, las campañas de publicidad de los juguetes presentan una marcada estacionalidad: la época estrella es la navidad. El lenguaje, el tipo de imagen o el sonido son algunas de las herramientas utilizadas para captar la atención de los más pequeños de la casa, y de los no tan pequeños.

La Asociación de Usuarios de la Comunicación considera que en la mayoría de los anuncios:

  • Se pone de manifiesto que el sexo de los niños sigue siendo la clave para asignar diferencialmente uno u otro tipo de juguetes.
    .

    .
  • En alguna ocasión se atisba un cambio unidireccional, ya que mientras que a las niñas se les ofrecen, aunque escasos, nuevos campos de actuación, a los niños se les siguen estando vedados campos catalogados como femeninos. Aunque a las niñas se les muestra en los anuncios mayoritariamente imitando comportamientos afectivos, domésticos y de cuidado personal, en alguna ocasión, se les invita a realizar otros tipos de actividades, fundamentalmente deportivas o profesionales. En el caso de los niños, no se suele producir trasgresión en lo que se refiere a los roles tradicionales asignados.
  • Un hecho que demuestra el escaso cambio es que la voz en off sigue siendo femenina en los anuncios dirigidos a las niñas y masculina en los dirigidos a los niños, reforzando con ello la diferenciación del anuncio mediante la voz.
    .

    .
  • Por tanto, la imagen de los menores que trasmiten los anuncios de juguetes se inscribe dentro de una línea tradicional en cuanto a roles y conductas a desarrollar en cada sexo.
  • Para reforzar estas limitaciones, a la niña se la sitúa principalmente en un escenario: la casa, donde la libertad de movimientos es reducida. A diferencia de los niños que, de forma casi exclusiva, se les presenta en escenarios abiertos: la calle, el parque, etc… o bien con maquetas de distintos paisajes, manifestando comportamientos típicamente masculinos de acción, competición, aventura, riesgos o profesionales, es decir, asumiendo un rol instrumental frente a la pasividad de las niñas que, aunque aparezcan en la calle, ésta, suele ser una prolongación de la casa, puesto que, su función sigue siendo afectiva y/o doméstica y no como aventura.
  • En este sentido, hay que señalar que los resultados obtenidos con los personajes infantiles, no varía esencialmente con la adscripción de roles y de características que la publicidad asigna a las figuras adultas del resto de anuncios.

.

Algunas de las posibles medidas que se podrían tomar al respecto

.

  • Los programas infantiles no deberían incluir publicidad ni promocionar juguetes en sus concursos, ya que esta presencia puede influir en los menores a la hora de elegir determinados juguetes. Además, los rótulos que indican que es una promoción o publicidad son difíciles de percibir por su escaso tamaño.
  • Se deberían evitar la imágenes simuladas ya que pueden crear confusión en los menores en cuanto al tamaño, posibilidades del juego, movimiento, etc.

  • Que se especifique en la prevista modificación de la Ley 25/94 la prohibición de que la publicidad de juguetes induzca a error sobre las características técnicas de los mismos (animación, tamaño real, componentes, etc.), sobre su seguridad o sobre la capacidad y aptitudes necesarias en el niño para utilizar dichos juguetes sin producir daño para sí ni para terceros.
  • Que no es explote la credulidad del menor y su confianza en ídolos juveniles (presentadores, actores, músicos…), utilizando a éstos como testimonio en los anuncios de juguetes.
  • Que no se utilicen las técnicas de patrocinio y emplazamiento de producto en la programación infantil.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.