Posts Tagged ‘Playmobil’

Con la crisis, la apuesta de estas navidades han sido los juguetes correctos, no los más extravagantes o caros.

enero 10, 2010

Si por algún motivo se caracteriza la venta de juguetes en España, es por la elevada estacionalidad de las ventas en el período comprendido entre primeros de noviembre y el día 6 de enero, festividad de los Reyes Magos. No en vano, durante este período se llevan a cabo las principales acciones de marketing de las empresas en forma de anuncios de televisión y presencia en catálogos de distribuidores.

La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) transporta a la gente a la galaxia de los juguetes a través de la presentación “Juguetes Estrella 2009-2010”, donde se presentan los más destacados e innovadores del sector español, al mismo tiempo que se dan a conocer los últimos datos de la industria juguetera. Las compañías que en esta campaña participan en la presentación de Juguetes Estrella 2009-10, organizada por AEFJ, son: Bandai, Bizak, Cayro, Diset, Famosa, Giochi Preziosi, Giro, Goliath, Hasbro, Mattel, Playmobil, Smoby, Tecnitoys y Zapf Creation.

.

¿Pero cómo está el sector?

Las acciones desarrolladas por las empresas fabricantes se dirigen a lograr la mejora continua del proceso de producción del juguete y situarlo como referente a nivel internacional en materia de seguridad, diseño, calidad e innovación, tanto del proceso productivo como del juguete convertido en herramienta fundamental del juego. En un sentido muy amplio, las empresas fabricantes de juguetes en España se aprovisionan de materias primas de bajo coste, son intensivas en mano de obra, necesitan constantemente financiación a corto plazo para inversiones productivas, se apoyan en una industria auxiliar capaz de hacer frente a sus requerimientos y cuentan con una elevada  capacidad de diseño y desarrollo de producto, lo cual les aporta finalmente un gran valor añadido en materia de seguridad, calidad y utilidad, lo que permite mantener la competitividad.

.

.

Sin embargo, en lo que se refiere a las ventas, en España tienen un marcado carácter estacional centrado en las campañas de Navidad y Reyes Magos, lo cual condiciona la actividad productiva de los fabricantes. Además, existe un factor que está alcanzando una gran relevancia, como son las licencias, que asumidas como una oportunidad basada en el riesgo por parte de los fabricantes, suponen, sin embargo, una cesión de la marca y del producto del fabricante a favor de la licencia. Además, el juguete fabricado y/o desarrollado en España se encuentra sometido a una fuerte presión en cuanto al cumplimiento normativo en materia de seguridad, al mismo tiempo que existe una gran competencia en precio procedente de las distribuidoras e importadoras que introducen en el mercado juguetes de bajo coste con marca propia o marca blanca, procedentes de fabricantes de países asiáticos; sobre todo, desde septiembre de 2001 cuando China se adhirió a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y se abrió el paso a la entrada de juguetes importados directamente por la distribución generalista, que pudo aprovechar las mismas infraestructuras ya existentes para la importación de productos de otros sectores.

En lo que se refiere al contexto economico actual, según José Antonio Pastor, Presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, “la industria juguetera cuenta con unos resultados francamente buenos con respecto a otros sectores  de consumo, en general, y los relacionados con el ocio y el niño en particular; y es que el sector constata un comportamiento del consumidor cada vez más responsable, que se acentúa en las épocas difíciles, por lo que asumiendo el juego como una necesidad para el desarrollo del niño, se centrarán más en buscar el regalo correcto que en el más extravagante o caro”.

.


¿Y cómo es el juguete español?

El sector juguetero español sigue apostando por la innovación y originalidad, renovando cada año el 60% del catálogo de los fabricantes, por termino medio. Esto supone una inversión asociada a productos nuevos y mejorados superior a los 161 millones de euros, según la última Encuesta sobre Innovación Tecnológica en las Empresas del INE. Además, en las empresas fabricantes de juguetes españolas, se lleva a cabo un gran esfuerzo inversor en  partidas de I+D e inmovilizado, superando en un 43,5% a la media del resto de empresas industriales.

Con el fin de dar a conocer sus productos, el sector juguetero lleva a cabo anualmente un importante esfuerzo inversor en publicidad que representa aproximadamente el 16% de la facturación anual: en 2009, se ha observado un incremento en el número de inserciones en las televisiones temáticas y en los canales infantiles de TDT, provocado en gran parte por la progresiva retirada de publicidad en TVE, donde los juguetes tenían bastante presencia.

La industria juguetera también se caracteriza por buscar continuamente un juguete con calidad, seguridad y adecuación a las etapas de desarrollo del niño. “Este año los juguetes ofrecen una amplia gama de posibilidades entre las que destaca la vuelta de la muñeca tradicional, desde los bebés de toda la vida hasta la nueva generación de muñecas totalmente renovadas y con personalidad propia”. Por otro lado, la tecnología compartirá presencia en las estanterías con el juguete tradicional; “esta Navidad se ha visto una gran selección de juguetes interactivos cargados de sonidos, movimiento, luces, etc, junto con los juguetes tradicionales y más clásicos, que recobran fuerza ante el consumidor por su potencial para desarrollar la imaginación y la creatividad espontánea de los más pequeños”.

Anuncios

Al principio sólo había oscuridad, de repente: Playclicks

diciembre 28, 2009

En los años setenta, Famosa estaba en uno de sus mejores momentos como fabricante de muñecas. Inteligentemente, sus directivos consideraron que, aparte de la producción propia, también resultaría interesante incluir en el catálogo general otras líneas. Necesitaban algo nuevo y desconocido en España por lo que empezaron a buscar, contactando con Geobra Brandstätter que estaba lanzando una curiosa línea de muñecos: Playmobil.

.

.

Sobre quien tuvo la feliz idea de traer a la Península Ibérica un juguete totalmente desconocido, el mérito recae sobre Jaime Ferri, quien a la larga sería uno de los directores generales de Famosa. Visto desde ahora, el acierto de su visión es evidente. No obstante, aparte del acierto de Ferri, la suerte también jugó a favor de Famosa, pues otra de las grandes empresas nacionales, Exin, había contactado también con Geobra para adquirir la licencia de Playmobil. Para desgracia de la empresa de Molins de Rei, unos hechos fortuitos dieron al traste las negociaciones y Geobra se decantó finalmente a favor de la oferta de Famosa.

Los primeros contactos entre ambas empresas tuvieron lugar en 1973, empezándose a fabricar los clicks en Onil en el año 1976. La fecha de la desaparición de Famobil no se sabe con certeza, pues aunque sucedió entre 1982 y 1983, Famobil se diluyó en el tiempo sustituida por Playmobil, S.A.

.

Las diferencias entre Famobil y Playmobil

Los clicks íberos eran básicamente idénticos a sus compañeros alemanes, aunque Famobil (Contracción de `Famosa´y `Playmobil´) no fabricó ni distribuyó todas las referencias del catálogo Playmobil, ya que se consideró que o bien no tendrían salida aquí o bien algunas  eran demasiado caras para los consumidores de un país con una renta per cápita muy inferior a Alemania (España a duras penas iniciaba la transición y la economía de ambos países era muy diferente).Pero lo cierto es que Famobil se alimentaba básicamente del material alemán: la correspondencia de la numeración entre ambos catálogos era prácticamente la misma, a excepción de algunas referencias propias de Famobil como el caballero español (Referencia 3379), sin homólogo alemán.

.

.

Los clicks fabricados en Onil se diferenciaban de los alemanes por el hecho de llevar el logotipo de Famobil en la planta del pie izquierdo junto a la inscripción Geobra. Es decir, el «click» de Famobil tenía una “f” (logotipo de Famobil) en un círculo seguida de la palabra “geobra” mientras que en el«click» de Playmobil se apreciaba una “b” (logotipo del grupo Geobra Brandstätter). Aunque, curiosamente, también se distribuyeron en cajas Famobil clicks que incorporaban el logotipo del grupo Geobra Brandstätter en uno de sus pies, evidenciando que se trataban de unidades importadas de Alemania; esto sucedió, sobretodo, con la serie “Color”. Se desconoce si estas importaciones fueron motivadas por alguna diferencia en la composición del plástico que sólo se fabricaba en Alemania.

Otra de las pocas diferencias entre ambos catálogos fue precisamente el nombre que sirvió para denominar los propios muñecos. En Alemania se popularizaron con el nombre “klicky”, que se utilizaba indistintamente para nombrar tanto la figura masculina como la femenina; en cambio, Famosa denominó “click” a la figura masculina y “clack” a la femenina.

.